Una landing page, es una “página de aterrizaje”, ocupada en las campañas de marketing online principalmente. Su función es llevar al usuario a que realice una acción determinada, ya sea para cumplir un objetivo informativo, iniciar un proceso de venta, un objetivo colaborativo etc.

Muchos clientes me han preguntado si es necesario tener una landing page para las campañas online.

¡Mi respuesta es SI!  

Una landing page es una herramienta que mejora considerablemente el cumplimiento de los objetivos online, en especial cuando se trata de objetivos de marketing, relacionados con la generación de clientes potenciales, interacción y concursos.

¿Pero cuál es la diferencia con un sitio web?

Muchos podrán decir, que con su sitio web se pueden cumplir los mismos objetivos, y es verdad, pero los beneficios de una landing page son mayores para cumplir esos objetivos. Al ser un soporte más pequeño y específico que un sitio web, obtenemos mayor control de la campaña, trazabilidad, libertad de ocupar todo el contenido del sitio para que se enfoque 100% en el objetivo y eficiencia en la disposición de la información, independiente de las características de las personas que estén frente a la pantalla.

Si analizamos esto bajo tres conceptos que nos plantea Peter Morville sobre la ecología de la información. Para obtener un diseño de la arquitectura de contenido del sitio eficiente, necesitamos considerar 3 factores: El Contexto, Los Usuarios y El Contenido. Estos principios deben ocuparse en todos los ecosistemas digitales en los que trabajemos, sean landing o no landing.

Contexto:

Desde el punto de vista del contexto, debemos considerar que cuando un usuario está interesado en comprar algo y llega desde una campaña online de Google Ads por ejemplo, deberíamos mostrarle lo que estaba buscando también. No sería una buena experiencia para ese usuario que llega desde una búsqueda de zapatillas de fútbol encontrarse con una página que le ofrece gorros de natación… Muchos podrían decir que basta con llevarlo a la página interior del sitio que contiene las zapatillas de fútbol, pero eso no es suficiente, ya que el usuario puede desviar su camino al objetivo, puede pinchar el menú, volver al home, ir a un enlace de RRSS, algún vínculo en el footer etc. Esto podría generar confusión y que se desvíe el camino correcto, perdiendo al usuario que estaba hace un segundo, interesado en concretar algo específico en el sitio web.

Tenemos que lograr reducir puntos de fuga o confusión, mientras que se guía al objetivo principal. La consecución del objetivo será más rápida y con más porcentaje de posibilidades que se concrete si le hago la vida “más fácil e intuitiva al usuario”.

Contenido:

El contenido también debe ser el adecuado, si hay alguien con un interés de compra, no debo bombardearlo con exceso de contenido para que navegue por muchos minutos. Debo entregar la información precisa, con un lenguaje apropiado y que invite a la acción.

Hay muchos elementos a nivel de contenido, que funcionan mejor en una landing page que en un sitio web, pero debemos tener en cuenta que para que sea eficiente esto, debemos ser concretos. Ojalá que el usuario encuentre el contenido relevante para mi objetivo sin tener que realizar un scroll. La idea es que en los primeros segundos que se enfrenta una persona a la landing: El usuario entienda de qué se trata, se sienta atraído por algún beneficio diferenciador o valor que entrega el producto y se sienta invitado a realizar una acción.

Usuarios:

Los usuarios también son importantes y se pueden controlar mejor con una landing page específica. Por ejemplo, si debo hacer una promoción digital para un juguete que se vende en un supermercado y mi objetivo es que los niños que naveguen vean el contenido de ese juguete, para que luego se lo pidan a sus padres. Sería incorrecto llevar a ese niño al home del sitio web del supermercado o una página con exceso de información con otros juguetes que no le interesan.

Puedo diseñar un landing page que esté 100% dedicada a ese juguete y que sea pensado para niños, con elementos más interactivos, lenguaje para niños, uso de colores más fuertes, videos, fotografías de detalles etc. Lo mismo pasaría en el caso de una universidad en su proceso de admisión, es más eficiente llevar al usuario a una landing page de la carrera específica que está buscando, que llevarlo a un catálogo de carreras que no le interesan…

Una landing page no reemplaza un sitio web corporativo, muy por el contrario, es una extensión de éste, pero adaptado a un objetivo concreto, como llenar un formulario de contacto para recibir más información, contenido específico como la malla de una carrera, cuerpo docente y acreditación de la universidad a la que estoy postulando etc. También enfocado a los usuarios que quiero que cumplan mi objetivo, como por ejemplo ese niño que es un potencial interesado en el nuevo juego que se acaba de lanzar al mercado.

Otra ventaja de tener una landing page, es que puedo crear rápidamente varias versiones para realizar “Test A/B” de los elementos del sitio. Dividiendo mi tráfico entre las páginas testeadas, que pueden tener un cambio pequeño, como otro texto, una imagen diferente, un botón de otro color etc. Y finalmente puedo quedarme con la landing que posea mejores resultados de conversión y no tener que modificar todo un sitio web completo solo para probar.

Con la landing page, las campañas online son más eficientes a mis objetivos, ya sean comerciales, informativos o de interacción con los usuarios, permiten mejor trazabilidad y medición, nos entregan un mayor retorno de la inversión al aumentar la tasa del cumplimiento de los objetivos. También crean una mejor experiencia a las personas que vienen desde campañas online.

Si necesitas asesoría para crear landing pages efectivas en tu negocio, no dudes en contactarme. Tengo bastante experiencia trabajando las campañas de marketing digital que apuntan a landing. He diseñado landing pages a nivel de arquitectura de información y también conozco proveedores muy buenos para realizar de forma rápida una página con las mejores prestaciones.